¿Cómo debe ser la jaula de mi conejo?

Actualizado: 27 ene


Cuando adquirimos nuestro primer conejo debemos tomar muchas decisiones en poco tiempo, y una de las más difíciles es: ¿Qué jaula le compro? Hay muchos tipos, tamaños y marcas en el mercado, pero no todas son aconsejables. Debemos ser conscientes del tipo de mascota que tenemos y de sus necesidades. Así, deberemos adaptarnos a ella y aportarle lo mejor. En este post hablaremos de las características que ha de tener la jaula de un conejo, y los complementos que ha de haber en su interior.


Uno de los requisitos primordiales en la jaula es el espacio. La jaula ha de ser GRANDE. Los conejos son animales activos, necesitan moverse y hacer ejercicio. A menudo vemos conejos encerrados en jaulas de medio metro, en las cuales no pueden ni dar un paso. Por supuesto, debemos descartarlas. Las medidas estándar de una jaula adecuada para un conejo son las siguientes:

- Largo: 100 cm

- Ancho: 60 cm

- Alto: 50 cm

Obviamente, si puedes permitirte comprar una jaula mayor, no dudes en hacerlo. Tu conejito te lo agradecerá. Con una jaula de este tamaño, tu conejo no deberá tener problemas de espacio a la hora de caminar dentro de ella, tumbarse o ponerse de pie.


Lo ideal es que tu conejito use la jaula como un ACCESORIO para su vida diaria, y no como una casa en la que vivir. Las jaulas, por muy grandes que sean, nunca aportarán al animal la libertad necesaria para que sea feliz. Si no, imaginemos nuestra vida en una habitación. Aunque dicha habitación tenga 50 metros cuadrados, nos seguirá faltando espacio. Pues lo mismo les pasa a ellos. Si quieres tener un conejito feliz, deja que tu casa sea su casa. Deja que explore, que corra. Disfrutarás mucho más de él, y él de ti.

Es por ello por lo que deberíamos escoger una jaula con PUERTA DELANTERA, para que sea él quien decida cuándo salir y cuándo entrar. Hay muchas jaulas en el mercado con una única puerta superior. Este tipo de jaulas le impiden salir o entrar y, en el caso de que lo logre saltando, podría hacerse daño en las caídas. Debemos facilitarle el acceso a la jaula, y esta es una de las maneras.




En la jaula debemos colocar: una HENERA (para separar el heno del suelo y que no se ensucie del pipí), un COMEDERO (preferiblemente de cerámica, para que no lo puedan volcar; en él colocaremos el pienso, las verduras y otros alimentos), BEBEDERO (preferiblemente en botella con pitorro, porque es más higiénica) y una ESQUINERA (en el caso de que tu conejito haya aprendido a usarla).


¿COMO DEBE SER LA JAULA?

Cuando adquirimos nuestro primer conejo debemos tomar muchas decisiones en poco tiempo, y una de las más difíciles es: ¿Qué jaula le compro? Hay muchos tipos, tamaños y marcas en el mercado, pero no todas son aconsejables. Debemos ser conscientes del tipo de mascota que tenemos y de sus necesidades. Así, deberemos adaptarnos a ella y aportarle lo mejor. En este post hablaremos de la


s características que ha de tener la jaula de un conejo y de los complementos que ha de haber en su interior.


Uno de los requisitos primordiales en la jaula es el espacio. La jaula ha de ser GRANDE. Los conejos son animales activos, necesitan moverse y hacer ejercicio. A menudo vemos conejos encerrados en jaulas de medio metro, en las cuales no pueden ni dar un paso. Por supuesto, debemos descartarlas. Las medidas estándar de una jaula adecuada para un conejo son las siguientes: - Largo: 100 cm - Ancho: 60 cm - Alto: 50 cm Obviamente, si puedes permitirte comprar una jaula mayor, no dudes en hacerlo. Tu conejito te lo agradecerá. Con una jaula de este tamaño, tu conejo no deberá tener problemas de espacio a la hora de caminar dentro de ella, tumbarse o ponerse de pie.


Lo ideal es que tu conejito use la jaula como un ACCESORIO para su vida diaria, y no como una casa en la que vivir. Las jaulas, por muy grandes


que sean, nunca aportarán al animal la libertad necesaria para que sea feliz. Si no, imaginemos nuestra vida en una habitación. Aunque dicha habitación tenga 50 metros cuadrados, nos seguirá faltando espacio. Pues lo mismo les pasa a ellos. Si quieres tener un conejito feliz, deja que tu casa sea su casa. Deja que explore, que corra. Disfrutarás mucho más de él, y él de ti.


Es por ello por lo que deberíamos escoger una jaula con PUERTA DELANTERA, para que sea él quien decida cuándo salir y cuándo entrar. Hay muchas jaulas en el mercado con una única puerta superior. Este tipo de jaulas le impiden salir o entrar y, en el caso de que lo logre saltando, podría hacerse daño en las caídas. Debemos facilitarle el acceso a la jaula, y esta es una de las maneras.


En la jaula debemos colocar: una HENERA (para separar el heno del suelo y que no se encucie del pipí), un COMEDERO (preferiblemente de cerámica, para que no lo puedan volcar; en él colocaremos el pienso, las verduras y otros alimentos), BEBEDERO (preferiblemente en botella con pitorro, porque es más higiénica) y una ESQUINERA (en el caso de que tu conejito haya aprendido a usarla).


En la jaula debemos colocar SUSTRATO ABSORBENTE. Hay de muchos tipos, y su función es la de empaparse con el pipí del conejito, y evitar que ande sobre suelo mojado. Los sustratos más recomendables son los de MADERA PRENS


ADA o PAPEL PRENSADO. Son más seguros, duraderos y limpios que otros que hay en el mercado. Debemos descartar el uso de los siguientes elementos: - Periódico. Contiene tinta, la mayoría de veces tóxica. Al mojarse con pipí, el periódico empezará a soltar la tinta, manchando las patas del conejo o provocándole una intoxicación. - Arena de gato. La arena de gato, por norma general, suelta mucho polvillo que, aunque es inocuo para los gatos, puede resultar irritante para un conejo, dado que su aparato respiratorio es bastante delicado. - Serrín. Aunque se vende para ellos, muchos contienen exceso del polvo que se genera al cortar la madera. Puede resultar molesta o dañina para el aparato respiratorio del conejito.


Debemos descartar jaulas: - Demasiado pequeñas - Sin puerta delantera - Con rejilla en el suelo - Con paredes de plástico sin ventilación


39 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo